Hay ciudades grandes a las que no le encuentras el encanto por ningún sitio. Más allá de grandes no sabes cómo bautizarlas.

Hay otras ciudades grandes que contienen muchas pequeñas ciudades pero cuesta extraerles un algo especial común, diversas como son hasta la heterogeneidad absoluta. Te sientes a gusto en la parte, pero no en el conjunto.

Otras ciudades grandes tienen el encanto en el todo. Y eso no es fácil. A esta parte del tablero muevo la pieza Zaragoza.

Rincón de Zaragoza capital.

Rincón de Zaragoza capital.

Zaragoza, ciudad especial. Incomparable a cualquier otra urbe española con las que, por tamaño y condición le corresponde medirse. Atractiva y confortable.

Una de las fachadas de la SEO.

Zaragoza, patrimonio arquitectónico en el casco-El Pilar.

El Pilar desde la calle Alfonso.

El Pilar desde la calle Alfonso.

Tiene tela Zaragoza. Callejear hasta sacarle todos sus rincones. Dejarse conquistar por el Mar Ebro; caminar, correr, pedalear por sus riberas; cruzar sus puentes.

Arco del Dean.

Arco del Dean.

Nobleza antigua, proyección moderna. Agua. Piedras. Paseo. Tapas y terrazeo! Los hospitalarios y musicales maños.

GRANDE.

 

Plaza de El Pilar.

Plaza de El Pilar.

Rosa Valle

Escritora y comunicadora, que haya terapia en las letras, su refugio y su esencia. Certezas azules en la mar, en los ríos —aqua summus— y verdes en el monte, las montañas, la natura.