Una felicitación en mi bandeja de entrada me saca de mi letargo felicitador. Había decidido no felicitar a nadie este año. Con el paso del tiempo, las frases hechas y los protocolos sociales cada vez le sientan peor a mi estómago. Agradezco cada «Feliz Navidad» que recibo, pero a mí no me sale. Se me atraganta como a Joaquín Sabina los sacramentos le daban un ataque de tos en aquella canción.

En tu cabecita.

En tu cabecita.

Pues claro que os deseo felicidad, paz y fortuna a las personas con quienes simpatizo, a quienes aprecio, a quienes quiero. Hoy, pero también ayer y mañana. A los torcidos nos gusta poco que nos digan cuándo tenemos que ser felices. Que la tradición, en este caso llamada Navidad, nos ordene estar happy cada año cuando llega nos produce el efecto contrario. Efecto que, no siendo masocas, tratamos de contrarrestar, por supuesto (eso de unirse al enemigo cuando no puedes con él).

… Dicho lo cual, esta terapeuta os desea que VIVÁIS -que no es poco si sabemos captar todo el significado-, hoy, mañana y toda la semana. Cada uno que haga lo que pueda, porque a vivir solo la vida enseña.

«¿Feliz 2016?» ¿Y qué es la felicidad?:

Hay dos maneras de conseguir la felicidad: una, hacerse el idiota; otra, serlo.
» Enrique Jardiel Poncela  (1901-1952). Escritor español.

Todo el mundo aspira a la vida dichosa, pero nadie sabe en qué consiste.
» Séneca  (2 AC-65).  Filósofo latino.

No vivimos nunca, sino que esperamos vivir; y disponiéndonos siempre a ser felices, es inevitable que no lo seamos nunca.
» Blaise Pascal  (1623-1662).  Científico, filósofo y escritor francés.

Para ser dichosa basta con tener buena salud y mala memoria.
» Ingrid Bergman (1915-1982).  Actriz sueca.

Mi amiga Mónica González Somoano, sabia en armonía y terapeuta de verdad (que no de juguete de Reyes, como la que suscribe), seguro que tiene escrito un mensaje mucho mejor que el mío para esta efeméride. Entrando en su blog. Buscando. ¡Bingo! Aquí está: Navidad.

Os recomiendo para 2016 que frecuentéis su blog, porque es un regalo para el alma y no me ciega la devoción. Es psicóloga y tiene su consulta en Oviedo.

Rosa Valle

Escritora y comunicadora, que haya terapia en las letras, su refugio y su esencia. Certezas azules en la mar, en los ríos —aqua summus— y verdes en el monte, las montañas, la natura.