«Remember, remember the fifth of November», comienza la famosa canción sobre la Bonfire Night o Noche de las hogueras británica, también conocida  como Noche de Guy Fawkes, que hoy celebran aquellos ciudadanos. Quién no recuerda la referencia a esta festividad en las clases de inglés o en algún Penguin book que pusieron en nuestras manos, aunque esta cita no llegase a prender en nuestra cultura como la controvertida Halloween, importada, adoptada y…. visto lo visto el pasado 1 de noviembre, plenamente asentada en la sociedad española, tan amiga de apuntarse a las fiestas.

Tomen nota de la Bonfire Night, que igual a la vuelta de la esquina estamos todos quemando hogueras en España sin que sea San Juan (ni se haya colmado el vaso de la paciencia social nacional).

Un amigo que se encuentra hoy en aquella Noche de las hogueras ha recopilado la historia de la celebración, tiene algunos testimonios gráficos de  esas bonfires y los comparte con LETRAS VIAJERAS.

Fuegos típicos que los ciudadanos británicos encienden 5 de noviembre.

Fuegos típicos que los ciudadanos británicos encienden 5 de noviembre.

¿Qué celebran hoy los británicos?

Hoy día 5 de Noviembre, como desde hace más de 400 años, la sociedad británica se dispone a recordar el caro precio que el ciudadano Guy Fawkes tuvo que pagar por su intento de atentado y traición contra el rey James I en lo que se conoce como la «Traición de la pólvora».

Eliminando al rey, el grupo de hombres liderado por Robert Catesby, y del que Fawkes era simplemente el brazo ejecutor, pretendía terminar con el trato injusto y las constantes represiones a las que las leyes, y los que las aplicaban, sometían a los católicos del país. Fawkes fue capturado en los sótanos del Parlamento con varias docenas de barriles de pólvora minuciosamente preparados para hacer volar por los aires toda la Cámara de los Lores y, junto con ella, al monarca.

Imagen tratada de una «bonfire».

Imagen tratada de una «bonfire».

Guy Fawkes se negó a delatar al resto de conspiradores. El juez J.Popham, que fue quien impartió justicia en este caso, quiso reflejar la gravedad del delito de traición a la patria cometido por el apresado y, para ello, ordenó su ejecución de la forma más terrible practicada hasta la fecha. Fawkes fue colgado, arrastrado y descuartizado. Sus restos se repartieron por las cuatro esquinas del reino como medida disuasoria para posibles repetidores.

Cómo se vive

Aunque con el paso del tiempo esta celebración ha ido perdiendo el carácter sectario con el comenzó allá por el año 1606, hoy, como cada día cinco de noviembre desde entonces, el Reino Unido renueva su vacuna contra el castigo por traición a la patria. Y así, resuenan por barrios y calles las canciones que recuerdan lo sucedido, se escuchan los fuegos artificiales y alumbran las hogueras que culminan con la quema de efigies del conspirador Guy Fawkes.

Nuestros vecinos del norte cuentan hoy los minutos que restan para sobrecogerse con el espectáculo pirotécnico que esta noche iluminará el cielo británico.

Hoguera en un área vecinal de Liverpool.

Hoguera en un área vecinal de Liverpool.

Resulta curioso observar las piquillas que se crean entre los vecinos por lograr erigirse como la casa con mayor arsenal pirotécnico, la más ruidosa o la que lanza los cohetes más espectaculares. «¿Por qué motivo no elegí la caja que prometía 250 explosiones con una única ignición?» o «¿de dónde habrá sacado el vecino los fuegos artificiales este año?», se preguntarán durante la cena. Y el próximo año, volverán a repetirse estas preguntas, siempre-siempre que «remember, remember the fifth of November».

Y suena así…

Remember, remember the fifth of November
Gunpowder, treason and plot.
I see no reason, why gunpowder treason
Should ever be forgot.

Guy FawkesGuy Fawkes, guy, t’was his intent
To blow up king and parliament.
Three score barrels were laid below
To prove old England’s overthrow.

By God’s mercy he was catch’d
With a darkened lantern and burning match.
So, holler boys, holler boys, Let the bells ring.
Holler boys, holler boys, God save the king.

And what shall we do with him?
Burn him!

Rosa Valle

Escritora y comunicadora, que haya terapia en las letras, su refugio y su esencia. Certezas azules en la mar, en los ríos —aqua summus— y verdes en el monte, las montañas, la natura.