Se me ocurre que, si entre la arquitectura humana convocaran un concurso de fachadas como los que abundaban (antes de la burbuja inmobiliaria) en los municipios, el jurado lo tendría difícil para fallar los premios de las distintas categorías.

Difícil porque la concurrencia iba a ser elevada y altamente cualificados l@s candidat@s a finalistas. El cultivo de la fachada es práctica extendida y de peso entre el inmobiliario humano y en su soporte y mantenimiento trabajan numerosos profesionales de distintos grupos de actividad y sectores, desde la Cirugía Plástica y los Gimnasios hasta la Psiquiatría, la Psicología y el Couching pasando por la Estética y la Moda.

Fachadas: la pintura juega un papel fundamental en el acabado.

Fachadas: la pintura juega un papel fundamental en el acabado.

Me juego la fachada a que este certamen no quedaría desierto por falta de candidatos de altura.

Categorías del certamen

1. Mejor fachada de Edificios Públicos.

Se valorarán el acierto en la elección y combinación de materiales, el diseño y la originalidad y belleza del conjunto, en las fachadas de edificios de uso público propiedad de cualquier Administración.

Si tiramos de estereotipo del funcionariado, encontrar ganador/a para esta categoría igual está complicado. Entre la humanidad del Servicio Público abundan las fachadas avinagradas, de verbo escaso y ametrallador. En diseño y belleza, no se observan grandes diferencias con el resto de edificios.

2. Mejor fachada de Edificios de Viviendas.

Ídem de la anterior pero para pisos urbanos.

Estas fachadas componen un grupo heterogéneo, en función del estrato social y económico. Las de alta alcurnia suelen lucir tipo y juventud longeva, no escatiman gastos en decoración y mantenimiento y eso se nota en el resultado final.

Fachadas; palacios y 'casetas'.

Fachadas; palacios y ‘casetas’.

Por el contrario, los edificios de viviendas de los barrios y el centro urbanos con origen en la etapa Desarrollista se caracterizan por bastante homogéneos, anodinos y, sin tirar de eufemismos, corrientes. La vulgaridad es la tónica imperante en las fachadas de esta arquitectura.  Las de los viejos edificios exhiben suciedad, ventanas (persianas incluidas) y balcones cada uno de su padre y de su madre. Ningún encanto. Las de los nuevos pisos de la periferia- barriada, ganan a las anteriores en juventud, luego en lozanía, pero hacen honor a su nombre (fachada) como ningunas otras, ya que en cuanto rascas la lustrosa imagen, ésta hace aguas. Véase la baja calidad de los materiales utilizados, el mal acabado técnico, ¡grietas en el interior!…

3. Mejor fachada de Viviendas Unifamilares.

De nuevo ídem de las anteriores pero para chalés, pareados y adosados de nueva construcción.

Proliferan las fachadas frías y funcionales, que surgen de diseños planos y escasamente creativos. Son fachadas en serie: vista una, vistas todas. El premio todo apunta a que se lo llevará una fachada con estilo personal y propio, ajena a las modas o que solo capta de ellas lo que le atrae y le sienta bien. Eso sí, que ningún candidat@ se pase cargando tintas hacia la personalización, que para los muy raritos el mundo está en contra. Diferente sí, pero dentro del redil. Ahí quieto.

Fachada humana de pasarela.

Fachada humana de pasarela.

3. Mejor fachada en Restauración de Edificios.

Se otorgará a la construcción mejor remozada, teniendo en cuenta el respeto a la obra original y, a la vez, la transformación lograda. Atención a las técnicas aplicadas.

Porque las hay (estas técnicas) industriales, como la cirugía, estética avanzada y ropa de firma), que son efectivas a corto plazo, caras y de aplicación rápida, y luego están las técnicas de restauración artesanales, como la vida sana, una óptima alimentación en la línea de «lo único que no engorda es lo que queda en el plato» y el entrañable arte del disimulo/ocultamiento de los defectos y deterioro ocasionado por el paso de los años, con efectos a largo plazo. Estas restauración artesanal, además, resulta más económica y leeeenta.

4. Mejor Medianera.

Por medianera se entiende aquella pintura destinada a embellecer zonas inútiles de las edificios, carentes, estos espacios, de funcionalidad y de cualquier belleza.

Esta es una categoría para artistas. Para esas fachadas que todos los ojos captan, no por su fastuosidad sino por su originalidad. Juegan con el paseante a mostrarle ventanas, puertas, farolas o bancos que no lo son, es decir, que no existen como objetos reales. Le seducen con maestra técnica de pintor de frescos. Algunas conforman brillantes cuadros al aire libre.

Medianera.

Medianera.

Estas fachadas bohemias ligan lo que no está escrito, pero no olvidemos que detrás no hay realidad, solo la ilusión de que hay algo. Entrégueles algunos de sus momentos, su éxtasis, si quiere, pero no su alma.

5. Mejor balcón.

Se valorarán la funcionalidad del elemento balcón, es decir, su orientación a uso real, la imagen que proyecta, la solución luminosa adoptada y la ornamentación

En pocas fachadas hay balcones. Predominan las impenetrables o las que directamente son todo balcón (con un vistazo a la fachada ya has visto el resto).

Luego, fachadas con balcón hay pocas, salvo en edificios nobles, restaurados y unifamiliares. Entre estos, el premio se entregó el año pasado a una fachada con un sólido balcón de una bella y antigua construcción de campo, cuya reciente restauración confirió al balcón un aire moderno e incluso desenfadado. Su originalidad, dentro de la sencillez convenció al jurado, junto con la técnica empleada para el tratamiento de la luz. El balcón deja que la luz llegue generosa al interior y, a la vez, preserva el hogar de los rayos dañinos, que los cristales especiales utilizados se encargan de frenar. Personal en sus detalles ornamentales, los justos para resaltar su esencia. Los visillos semi-transparentes y recogidos para guardar sin cerrar. Limpio, muy limpio. Limpio el diseño, limpia la pieza.

Rosa Valle

Escritora y comunicadora, que haya terapia en las letras, su refugio y su esencia. Certezas azules en la mar, en los ríos —aqua summus— y verdes en el monte, las montañas, la natura.