La sociedad asturiana no quiere ni mima l’Asturianu. E incluso critica a quien sí lo hace… una actitud, ésta, muy española.  El 56% de los padres de los alumnos de Educación Primaria de los colegios públicos deja que sus hijos aprendan esta lengua en la escuela, pero la cifra se desploma a un 17% al llegar a la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO). Son datos de 2011 hechos públicos en 2012, a falta de otros más recientes. En la concertada, el valor que las familias dan a la llingua da vergüenza: su alumnado solo representa el 4% del total de alumnos de primaria que cursan esta asignatura en Asturias. Solamente cinco centros de la región lo ofertaban entonces. Desconozco cuántos son ahora,  pero me apuesto a que no muchos más… ¿Tal vez menos?

La consulta efectuada a un centro concertado de Gijón me aclara que el Estatuto de Autonomía del Principado de Asturias establece en su artículo 4, que «se debe ofertar el área de Lengua Asturiana en todos los centros, siendo de elección voluntaria por los padres o tutores legales de los alumnos.».

Asturianu en la escuela.

La realidad es que cuatro marramiaus realizan esa elección en la enseñanza concertada y claro… pues con cuatro mininos estos colegios desestiman formar un grupo al que dar clase de asturiano.

Cuando la materia es gimnasia rítmica, baile moderno u otra actividad que mole más (y pagando) entonces sobran las manos alzadas. Pero asturiano entre las curriculares… bufff, quita pallá. Los padres y madres lo consideran una pérdida de tiempo y además… no viste. No mola; está claro.

Si durante los primeros tiempos de enseñanza de nuestra lengua materna asturiana ésta fue en aumento, la situación de la demanda actual apunta a un estancamiento. Cierto que los gestores de los centros públicos defienden el valor social y cultural de la llingua en la enseñanza, como pone de manifiesto el estudio publicado en 2013 por la Academia de la Llingua Asturiana al respecto (El valir cultural y educativu de la escolarización en llingua asturiana), pero otra cosa son los padres. La encuesta en la que se basa este estudio habría que realizarla entre los padres y madres de la provincia, a ver qué contestan.. aunque igual tampoco hace falta. Su respuesta la encontramos en los porcentajes de alumnos que cursan asturiano actualmente en los centros escolares de la región… cifras que no son para tirar cohetes.

Podría añadir que con este interés por lo nuestro -que no está reñido con una formación orientada a un mundo global y con hablar un millón de idiomas con salida, chanar informática a tutiplén y saber hacer el pino puente en el agua- así nos luce el pelo a la comunidad.

También podríamos entrar a polemizar sobre el asturianismo y su definición, que al fin y al cabo la lengua no es más que una parte del concepto global de cultura asturiana.

No hace falta ser nacionalista ni militar en las filas institucionales y organizadas del asturiano para demandar y apoyar su enseñanza en nuestra escuela. Tenemos la suerte y riqueza de contar con una lengua propia, que usamos de forma natural puertas adentro y afuera de casa. Una lengua con una gramática, un léxico y unos elementos propios cuya teoría no nos sobra aprender de quienes la han estudiado y dominan. Amén de que, aprendiendo llingua, aprendemos otros aspectos transversales de la cultura e historia de nuestro pueblo.

¿Qué hay de eso de que el saber no ocupa lugar? Y si me apuran, pues la llingua también tiene salida, que son muy pocos quienes tienen esta lengua en su currículo para poder optar a puestos de trabajo y oportunidades de desarrollo profesional y laboral que requieren saber asturiano.

Tenemos mucho que aprender de otras comunidades en eso de mimar lo nuestro y acercaro a nuestros cachorros.

Ay del pueblo que desconoce su esencia, sus raíces y mira hacia otro lado.

Llingua, sí. Y a mucha honra.

* Navegando llevada por este interés me entero de que la próxima semana, el 25 de marzo,  se celebrará en Oviedo la  I Xornada La Llingua Asturiana nel sistema educativu n’Asturies. Organizan: alumnos y alumnes del Grupu 36 de la Facultá de Formación del Profesoráu y Educación de la Universidad de Oviedo. Estaremos pendientes en TERAPIA DE LETRAS.

* Un colegio que proyecta una imagen de Buenas Prácticas en la enseñanza del asturiano lo tenemos en Lugones (Siero).

Rosa Valle

Escritora y comunicadora, que haya terapia en las letras, su refugio y su esencia. Certezas azules en la mar, en los ríos —aqua summus— y verdes en el monte, las montañas, la natura.