En mi infancia, sin conocerla, me imaginaba Bilbao como una ciudad fea, grande y sin gracia, gris. Es la impresión que produce circular paralela a su largo contorno sin penetrarla, camino de otros lugares. Basta asomar a ella, olerla solo, para salir del error.

Hermosas viviendas las del centro de Bilbao.

Hermosas viviendas las del centro de Bilbao.

Tiene Bilbao gran personalidad en su porte cosmopolita. Bella arquitectura en edificios monumentales y hasta en los de viviendas. Elegancia vieja, armonía en las nuevas formas.

Teatro Arriaga.

Teatro Arriaga.

El encanto y enorme pulmón de las ciudades atravesadas por grandes ríos. El Nervión. Un gozo para el alma avistar y cruzar sus puentes, descubrir las diferencias de hoy e imaginarlas en su mayor dimensión en un tiempo no lejano, a un lado y otro de sus orillas.

El inclasificable interior de la Alhóndiga.

El inclasificable interior de la Alhóndiga.

Gente amable y diversa. País Vasco abierto y acogedor en este punto de su mapa.

Catedral.

Catedral.

Zuritos y pintxos por las Siete Calles y la Plaza Nueva para regar y alimentar unas sesiones de pateo viajero por el Casco Viejo. Tiempo para escanear espacios arquitectónicos obligados como el Teatro Arriaga, la Biblioteca Municipal, el Mercado de la Ribera, la Alhóndiga de Ricardo Bastida reconvertida con sorprendente resultado por Philippe Starck… Una caminata por el Paseo del Arenal, abrirse al Ensanche…

Biblioteca Municipal. Fachada.

Mercado de la Ribera.

Si encima nos acercamos en Navidad, pues quizá nos topemos con el  Olentzero, y en Nochevieja nos sorprenderá un aluvión de ruido y luces en el cielo, el que produce la lluvia colectiva de petardos, cohetes y fuegos artificiales en la que todo vecino se afana llegada (y sobrepasada) la hora de Cenicienta.

Biblioteca Municipal de Bilbao. Fachada.

Biblioteca Municipal de Bilbao. Fachada.

En fin, una grande ciudad grande para una pequeña escapada.

Pegadito al Casco, un barrio acogedor y amigable, el empinado Santutxu, bullicio comercial y buenas gentes, es una buena opción para fijar el centro de operaciones temporal o perenne. Conócelo a través de Bizit Santutxu, un innovador espacio web para vivir y visitar («bizit») este barrio.

El famoso Guggenheim con su puppie arbóreo.

El famoso Guggenheim con su puppie arbóreo.

Rosa Valle

Escritora y comunicadora, que haya terapia en las letras, su refugio y su esencia. Certezas azules en la mar, en los ríos —aqua summus— y verdes en el monte, las montañas, la natura.