Llueve

Llueve. Llueven penas amarillas, zozobras, mudanzas del interior, vientos córvidos, reversos de amar. Pero tenemos paraguas: maletas, márgenes; fuego, arena, agua. A mitad del camino de este viaje mojado, dulce y salado, que es vivir, se nos revelan certezas azul oscuro. Se pescan en alta mar. «Sabuesos del salitre, buscadnos cerca de las olas».

El amor, la ausencia, el dolor, el paso del tiempo… Temas de la poesía universal convergen en Llueve. Junto a ellos, otros actuales, como la negación de la vejez y la dictadura de las obligaciones y del dinero, entre otros.

Portada del poemario.

Portada del poemario.