La maleta

maleta

En unas maletas, cabe una vida;
en otras, ni una semana entra.

No se halla en la maleta,
sino en el viajero,
la diferencia.

¿Huyes o escapas?
¿Cambias o tanteas?

Elige bien el motivo,
busca la certeza:
a la evidencia aceptada,
le vale cualquier maleta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *