Si el teatro son historias que hablan y se mueven sobre un escenario, el teatro infantil y, en general, los espectáculos para niños, son cuentos que saltan a la vida para desarrollarse delante de sus ojos. Por eso, conviene que guionistas y autores no pierdan el norte a la hora de innovar y, junto al norte, la esencia de la historia que van a contar a ese exigentísimo público que son los peques (y sus padres; estos últimos, lo peor de lo peor, dicho desde el cariño).

Bien está fusionar, cambiar, experimentar con forma y contenido… Pero, ojito, que al final igual conseguimos un producto que estéticamente es genial, que a los sabios de la crítica les llena la boca de bondades, pero que no llega, que no comunica. Esa historia hechizante, ese calor en la puesta en escena. ¿Esa complicidad? ¿A dónde se han ido? ¿Se los comió el lobo?

Público esperando el inicio de"El bosque de Grimm", el 6 de octubre en el Teatro de la Laboral (Gijón). Estaba prohibida cualquier reproducción del espectáculo.

Público esperando el inicio de»El bosque de Grimm», el 6 de octubre de 2013 en el Teatro de la Laboral (Gijón). [Estaba prohibida cualquier reproducción del espectáculo].

Uno de esos bellos experimentos pasó ayer, 6 de octubre de 2013, por las tablas del teatro de la Laboral, en Gijón. El bosque de Grimm, de La Maquiné. Alguna risa, interés estético…pero ese hechizo, ese lazo mágico que el buen teatro (y afines) infantil crea con los chavales… brilló por su ausencia.

Elevar la dosis de vanguardia sin perder la hipnosis que va directa al corazón no es fácil. Si se te va la mano con lo alternativo, desvirtúas.

Ayer unos cuantos niños, de esos curtidos de teatro, que lo hay -son sabios, no los hagamos nuevos, ni masa adocenada- se quedaron sin su magia. Y no por que esperaran más de lo mismo. Podía haber sido menos de lo mismo, pero igualmente mágico.

Rosa Valle

Escritora y comunicadora, que haya terapia en las letras, su refugio y su esencia. Certezas azules en la mar, en los ríos —aqua summus— y verdes en el monte, las montañas, la natura.