Ruta guiada con Rosa Valle y Tunia Prado el 27 de abril en Gijón: ¿te apuntas?

Las rutas literarias están de moda. Gijón está de moda. La lectura es siempre moda. Y Tunia no se tiene por rancia. La jefa de Homicidios de la Comisaría de Policía de Gijón, Petunia Prado del Bosque, Tunia para sus lectores, protagonizará el próximo viernes 27 de abril, a las 18 horas,  un recorrido guiado por algunos de los escenarios gijoneses de la novela, ambientada a caballo entre Asturias y Zaragoza. El punto de encuentro será la Comisaría de Policía Nacional de Gijón.

Es una iniciativa de la red municipal de bibliotecas del Ayuntamiento de Gijón, que agradezco enormemente a sus organizadoras. Me consta que están trabajando a contrareloj para sacarla adelante.

Forma parte de la actividad tejida con motivo de la celebración del Día del Libro, a partir del próximo 23 de abril y durante toda la semana. La efeméride bien lo merece.

En las próximas horas estará disponible en Internet el tríptico de la ruta “Sonarás bajo las aguas” en pdf y en papel.

Lo que sí que ya está abierto es el formulario de inscripción. Solo hay 15 plazas, o sea que… amigas y amigos de lo negro… daos prisa, que nos vamos de crimen por Gijón. Por supuesto, la autora, Rosa Valle, se suma a la aventura. Soy toda vuestra para satisfacer curiosidades, hurgar en la trama, rearmarla y desarmarla. Será un placer. ¡Gracias!

Además, se realizarán en las bibliotecas de la red exposiciones bibliográficas con las novelas cuya trama transcurre en Gijón a lo largo de los siglos.

Enlace para inscribirse en la ruta

Mapa de la ruta

Enlace a la noticia

Enlace a Sonarás sobre las aguas dentro de la Exposición

 

El equilibrista

Llegó al circo Virtud
con su ejercicio perfecto,
su corte de dramaturgo
y sus costuras de acróbata.

Contrincante conocido,
inofensivo,
poco caso le había prestado la gravedad,
indulgente, la fuerza madre,
con sus fluctuaciones de mortal.

Su carcasa, aliada del alambre,
concubina de la suerte;
sus páginas interiores, campo minado,
marco de destrucción
entre presiones tan opuestas como iguales.

En la batalla íntima del funambulista,
ganaba la oscilación.
Y, mientras, los pies,
expertos transeúntes del estrecho camino del medio,
ajenos a esa traición.

Nunca habría en Virtud
un equilibrista más hábil
ni más desequilibrado.

equilibrista

La cruz del diablo

Se le partió el alma en dos mitades igual de asustadas.
No quiso el cuerpo perderse la fiesta y se puso a gritar.

Con su llanto tiñeron las vísceras de rojo, verde y amarillo
la bandera de los viejos esclavos.

Las pestañas pesaban como a Atlas el cielo;
manos como flan buscando mesa.

En vano trató de volverse gas,
gas residuo, sin consistencia letal.

En vano trató de volar,
desnuda sobre las montañas,
con piedras sobre la mar.

La mitad grande sangraba,
sangraba sin parar.
Cortada para titán, la pequeña taponaba el corte,
baldía su voluntad.

Aquel día la celeste tornó a negro
antes de hundirse.
El infierno, sustituto, ambas mitades tragó.

Las paredes segregaron una pena marrón.
Con ella, el diablo una nueva cruz talló.

Hoy le he visto descender,
para dejarlas en esa otra casa
… sobre esa cuna.

«Rosina o la neña de la Casa Azul»

Vuelvo a emocionarme, al transcribir estes lletres que Reyes Ugalde, amiga, vecina y compañera de la Sociedad Cultural Clarín de Quintes, me escribió para presentar el pasado diciembre de 2017 “Sonarás bajo las aguas” en la sede la entidad en el pueblo mariñán. Algo he hecho bien para recibir este cariño. Cómo añoro aquellas liturgias mías que describe con verbo limpio, directo y cariñosísimo en esta crónica del recuerdo. Gracies, Reyes. Gracias, amigos de Quintes. Qué buen lugar encontró Tunia para llevar su nido.

“Hoy Rosa viene aquí como escritora, pero, para nosotros, los del pueblu, ella ye la nuestra Rosina.

La neña de la Casa Azul, al lado del bar Casa Lalo. Aquella que, con alguna caja de mudanza aún por desembalar, se enteró de que la Sociedad Cultural del pueblu renovaba junta directiva y aquí se presentó a echar una mano.

Al mismo tiempo, su hija Deva empezaba a dar sus primeros pasos en el baile asturiano con el grupo Les Xanines de Quintes. Coordinó durante años el Concurso de Relatos Cortos Leopoldo Alas Clarín de Quintes.

Presentó nuestros actos. Se disfrazó de pitufa, de bruja… No dudó en subirse a lomos de un burro y ser la Virgen María de nuestro Belén Viviente.

La encontrábamos por les caleyes de Quintes haciendo footing con su cinta de rayas o andando en bicicleta o tomando la cervecina en algún bar o dándose un bañín en la playa España.

Vimos nacer a Nora, su segunda hija, y, poco a poco, Rosa y su familia empezaron a ser parte del paisanaje de Quintes”.

[Introducción realizada por Reyes Ugalde en la presentación de la novela “Sonarás bajo las aguas”, de Rosa Valle, el 18 de diciembre de 2017 en la SCR Clarín de Quintes]

Rosa Valle presenta Sonarás bajo las aguas, novela negra ambientada en Gijón

 

NOTA DE PRENSA 02/12/2017

Rosa Valle presenta Sonarás bajo las aguas, novela negra ambientada en Gijón

  • Quintes y Ribadesella, en Asturias, junto con Zaragoza son otros enclaves de la historia que protagoniza la inspectora de Homicidios Petunia Prado del Bosque, Tunia
  • Crímenes, venganzas, filias sexuales y el sonido como arma de destrucción mundial, en una trama con la música y el agua como hilos conductores
  • El concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Gijón, Esteban Aparicio Bausili, presidirá el acto que dirigirá el abogado penalista José Joaquín García Fernández

Gijón, sábado 2 de diciembre de 2017«Sonarás bajo las aguas» es una novela negra que mezcla otros colores en su paleta para que la luz penetre. Crimen, venganzas, el sonido como arma de destrucción, filias sexuales, pero también amor, la música como máxima expresión de belleza, el agua como principio, energía y fin. Al frente, la inspectora del Grupo de Homicidios de la Comisaría de Policía de Gijón, Petunia Prado del Bosque, Tunia, una mujer apasionada con su trabajo, pero rica en muchos otros frentes, un personaje en claroscuro. Está localizada a caballo entre Asturias (Gijón-Quintes-Ribadesella) y Zaragoza. Su autora, Rosa Valle, la presentará el próximo sábado 16 de diciembre, a las 12.30 horas, en el Centro de Cultura Antiguo Instituto (CCAI) de Gijón. El concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Gijón, Esteban Aparicio Bausili, presidirá el acto. El reputado abogado penalista gijonés José Joaquín García Fernández ejercerá de maestro de ceremonias. Será en la Sala de Conferencias.

La obra está editada y distribuida por la firma asturiana Producciones al Norte.

Periodista de oficio, la escritora ha contado asesoramiento policial para desarrollar las investigaciones de la trama, de manera que el resultado sea verosímil, pero dejando, por supuesto, que corra el aire de la ficción.

El domingo 17 de diciembre Valle presentará la obra en la sede de la sociedad cultural Clarín, en Quintes, con representantes del Ayuntamiento de Villaviciosa. Quintes es otra de las localizaciones de la novela, donde la protagonista vive.

Y junto a Quintes, Ribadesella, patria paterna de la escritora. Su familia es originaria de Sebreño, aldea que también esta obra recrea. Allí la autora presentará Sonarás bajo las aguas el viernes 2 de febrero de 2018, de tarde, en la Casa de Cultura acompañada por la psicóloga Mónica G. Somoano, quien ha colaborado con ella en el trazo de los perfiles psicológicos de los personajes principales.

Leer más »

Descar(t)es

El zumbido asumido de la máquina de segar,
la sidra dulce en otoño,
apañando, mayando,
el primer chorru que sal de la prensa,
papá haciendo foguera, papá sulfatando, papá injertando,
footing alrededor de los manzanos, padre, hija y perro,
la madre velando nuestras marchas desde la terraza,
saber si quien llega es papá o mamá por el sonido del coche,
los viejos columpios con el trono nuevo,
el garaje, ese espacio infinito que almacena nuestras vidas,
Goofy, Lasie, Breick, Winter, King, Scotty y
aquel cachorro que se fue tan pronto
(creo que los he dicho todos).
Faltan los otros peludos, los felinos amigos, que también hubo unos cuantos,
y otros bichinos roedores y alados que allí hicieron comunidad,
las escapadas prohibidas en plan «Los Cinco»,
en catiusques por los regatos,
la güela dando de comer a les pites,
La bici, la piscina de plástico, los patines con correas,
los vermús de los domingos en la cocina,
los sapos a esquivar de noche en la acera cuando llovía,
las carreras de caracoles en la casa de juguete,
estudiar al sol,
desayunos de aldea,
cumpleaños impagables en la mesa de afuera,
de allí salió una novia,
la Casa Feliz (esa réplica de palets) I y II: la morada de las niñas I, II y III,
los miedos nocturnos… esos sonidos mosqueantes de la natura,
los aullidos lobunos de los perros,
el gallo tenor del vecino,
las flores, las rosas,
las peleas para bajar a la despensa (vete tú),
la chimenea, ese calor de verdad,
los espacios, los espacios, los espacios.

Te echaré de menos, El Pintor.

Para mal, mamé de ti una forma de vida,
que me ha hecho sentir como siento;
luego, ser como soy.
Siento, luego existo (alguien se equivocó).

 

Tú, conmigo

Larga vida al libro, camaradas

Asomé al mundo y un señor lo registró en un libro.

Desde mis primeros recuerdos, hay uno junto a mi almohada. Compañero en mis noches: ángel y amante.

Tuve hambre y me zampé sus letras. Dulces, agrias, insípidas… he probado de todas.

Sentí sed y la sacié con sus conocimientos. Algunos colocaban.

Hube de labrarme el porvenir y allí estaban ellos, los libros, herramientas.

A mi alma tocaron desamores, lutos y otras penas. Me salvó mi terapeuta de celulosa, paño de lágrimas, medicina, mago.

De mi vida nacieron otras. Había que escribirlo. ¿Dónde mejor que en sus páginas?

Han llegado a ocupar, dentro de mí, tanto sitio… que ahora alguno quiere salir ;-)

¿Y en la despedida? Dejadme arder con uno, para que sus cenizas, fundidas con las mías, se lleven el frío.

Yo me iré, pero él SE QUEDA.

…Todavía el mundo va a tener remedio.

Amor libris

#DíadelLibro

 

Otras loaterapias en clave de libros:

«La literatura, un 10»

Premiada

… tras una tarde de cuento

La pasada semana la terapeuta, en calidad de escritora amateur de cuentos infantiles, acudió a leer los dos últimos de su cosecha a los alumnos del segundo curso de Primaria del Colegio La Asunción, en Gijón. Mi maravilloso público me ha agradecido el cuentacuentos regalándome decenas de dibujos de su creación, con mensajes preciosos que me quedan grandes.

Totum revolutum de dibus.

Totum revolutum de dibus.

Leer más »

Finalistas del XVI Concurso de Relatos Cortos Leopoldo Alas Clarín

Publicamos en TERAPIA DE LETRAS los títulos de los relatos finalistas del XVI Concurso de Relatos Cortos Leopoldo Alas Clarín, que convoca la Sociedad Cultural Recreativa Clarín de Quintes (Asturias). Se trata de las obras que llegaron a la criba final del jurado y de entre las que salió la ganadora: La sublime, presentada bajo el seudónimo de Inés Boccanegra, por Juan Manuel Sainz Peña.

Fallo del jurado de la XVI edición del Concurso de Relatos Cortos LA Clarín de Quintes.

Fallo del jurado de la XVI edición del Concurso de Relatos Cortos LA Clarín de Quintes.

Leer más »

La literatura (siempre) nos salva

Recuerdo que cuando el «primer gran amor» de mi vida me dejó tirada como una colilla por allá en el extinto COU, 17 cándidos añitos, el teatro (poético) de Alejandro Casona me salvó. Andaba yo por casa penando cual alma en pena, rumiando mi desamor juvenil ante la mirada reprobadora de mis progenitores, evitando cualquier contacto con el arte que tiene el monopolio sobre mi capacidad para estar a flor de piel : la música. La literatura, en cambio, siempre me había funcionado como bálsamo y lo hizo una vez más; lo sigue haciendo. Me dio por leer teatro, empecé por nuestro paisano cangués de la Generación del 27 y seguí por otros autores del género de los que aquella gran profesora de Literatura que tenía en el colegio nos aconsejaba entonces.

Podría seguir repasando otros momentos tristes de mi vida en los que solo los libros me han funcionado para encontrar alivio interior. Los libros de ficción y los de estudio. Robotizarse el resto del día hasta el reencuentro con los papelotes.

Pienso todo esto en estos días en que Dolores Redondo y su Ribera Sacra y los misterios de la depravada familia Muñiz de Dávila de rancio abolengo me traen de cabeza. Es genial que la literatura te traiga de cabeza, porque así desplaza a las preocupaciones reales en ese cometido. Me siento afortunada mientras pienso que la historia de la escritora me espera en casa. Como el chocolate, la autodosifico, para que «me dure más», porque sé que, al terminarla me sentiré feliz, pero también triste por la despedida.

Comparto este sentimiento de íntima comunión, para transmitir la destreza de esta autora, Dolores Redondo, que ya ha hecho historia en la novela negra española.

Dolores, soy fan. Fan del Baztán (sobre todo), pero también de Ribera Sacra.

Portada Todo esto te daré

Recomendable Todo esto te daré. Olvidémonos de que es Premio Planeta.

Hasta que lo termine —voy a tratar de estirarlo—, os dejo la terapia literaria anterior que siguió a mi descubrimiento de la autora:

«Dolores Redondo y el negro valle del Baztán»