Terapia de letras

El artículo de la terapeuta

Fuenteovejuna

Fuenteovejuna

De esta crisis solo saldremos unidos, juntos. Desde la empatía, desde la implicación personal, desde la ayuda y el respeto. Querido Lope, haznos una señal…

A medida que la coyuntura pandémica se extiende y la incertidumbre campa a sus anchas por el país y sus rincones locales, la crispación social crece. Ciudadanos contra ciudadanos. Ciudadanos sabios que conocen la solución para una gestión eficiente de este colapso desazonador.

Ciudadanos que ladran a sus vecinos y afean su conducta, que se erigen en modelos de comportamiento anti-covid. Esos que llenan las redes de críticas colectivas, de acusaciones contra un sujeto global, que es «la gente», los «políticos», «la juventud»… Que dan lecciones en la calle, que insultan.

Continuar

«La Cenicienta» escrito por Covid-19: desescalando

«La Cenicienta» escrito por Covid-19: desescalando

La realidad supera siempre a la ficción, dicen. Hoy ha vuelto a hacerlo. «¿Qué esperabas, el Muro para ti sola? De verdad que…». La imagen de la playa de San Lorenzo repleta arriba y abajo, a este y a oeste, me recibe al asomar por San Pedro. Hormiguero de desconfinados a pretendida distancia. La sensación es que alguien ha subido el volumen de la tele de golpe, que esto no es mayo, que ni siquiera es sábado. ¿Quiénes son estos?

Continuar

En la resistencia

En la resistencia

En la resistencia. A las trincheras. Allí nos arroja una y otra vez la vida. Algun@s parece que nacimos para estar allí. Igual nos parieron en una. Es nuestro sitio natural. Zeus nos cría y nosotros nos juntamos con otros resistentes.

No es un espacio elegido. Nuestro carácter no nos deja otra salida. Doblegarse, genuflexión, pasar por el aro, tragar, trepar y retrepar… Hay otras alternativas, pero son para los paridos al otro lado.

Continuar

Otoño caliente

Otoño caliente

Pienso, mientras las piso, que las hojas del otoño están calientes. Lo están porque este otoño es caliente. El calentamiento global lo tuesta. Vuelta y vuelta.

Los viajeros de la estación estamos calientes. Calientes porque se nos fue el verano, calientes porque pasamos de les castañes, calientes también por ese sol de rebajas, que nos descentra, zalamero.

La cabeza se nos calienta con vuelos.

Empieza a gustarme el otoño, este otoño, que no anuncia el invierno. Me gusta porque no es mensajero.