Mi hermana Sonia

La pulsión de escribir hoy escupe una despedida, triste como todas, dolorosa como ninguna

El pasado sí importa. Suma, resta; marca, guía; forja, anula. Y sangra, como mi mano ahora sobre el teclado por efecto de la copa rota, Mi mano dejará de sangrar. Hay pasados que llueven sangre infinita. Hoy se ha muerto mi amiga Sonia. Con ella se va una parte de mí, de nosotras. Mis Mónicas, mi querida y perdida Merche, Inma, Ribadesella por montera, viejos amores y amigos, tantas y tantos rostros de aquellos años de santa inmadurez, insaciable aventura, diario descubrimiento, ilusiones vírgenes, la vida por hacer…

Allí donde asomabas triunfabas. No había tío que no sucumbiera a tus encantos. Todos babeaban por ti, pivón hasta el último de tus días. Pivón no por Barbie, sino por mujer bandera. Lo que más desarmaba era tu sonrisa. Siempre intacta. “Risitas”, te pusieron de mote. Nunca estabas a mal con nadie. Era imposible contigo. Tú eras la maja, la dulce; yo, la borde del dueto. Tan distintas, tan iguales. Rosa y Sonia. Sonia y Rosa, más que hermanas. La gente nos confundía. A mí me llamaban Rosa, a ti te llamaban Sonia.

Nos gustaban las mismas cosas. Por suerte, nunca los mismos chicos. Jugábamos a vestirnos igual…esas cosas de las mujeres en ciernes. Me enseñaste a pintarme, a vestir con estilo. Las chicas, ya se sabe. Chica de cuna sencilla, honrados trabajadores, gente de pueblo y corazón de oro, los pijos de ocho apellidos unidos por guión hacían cola por ser tus amigos, cuando entendían que no podrían ser nada más. Sonia… Sonini, la relaciones del Oasis, la chica de los perfumes del Corte Inglés, la estudiante de Empresariales, la reina de la fiesta, la Escarlata. Tuya era esa máxima de “ya lo pensaré mañana”. No había disgusto que pudiera contigo.

Una y mil veces busqué tu cobijo. Una y mil veces disfruté contigo. El viejo 505 heredado, la tienda de campaña de mi hermano y cada fin de semana un destino, en busca de la aventura, tantas veces con Mónica. En Ribadesella echamos el ancla. Allí reincidimos. Yo te acerqué el Sella y sé que el río se quedó contigo.

No quiero dejar de acordarme de tu vespino. Allí te veo hoy subida en mis recuerdos. Fue la caña cuando a mí me comprarona la NSR. Menudo paquete que yo llevaba atrás. Te recogía a un kilómetro de tu casa para que tus padres no sospecharan que tu integridad peligraba sobre mis dos ruedas y aquel carenado vacilón. Siempre tan pendientes de ti, tú siempre reacia a darles disgustos. No entendía yo bien tus mentirijillas piadosas.

Pocas amistades como la nuestra. Íntima hasta donde se extingue el significado. Demasiado. Aquello tenía que acabar mal. Y lo hizo. Un día nos separamos para siempre y no fue posible el reencuentro. Hoy eso ya no importa, amiga. Para mí siempre serás Sonini, hermosa y riendo, con un plan entre las manos para vivir intensamente, como tantos años lo hicimos.

Me cuesta despedirme de ti y eso que estabas tan lejos. Hoy vuelvo a ser aquella cría con quien dormías, a quien achuchabas como Pepe L’amour a la gata Penélope. Tan arisca yo, tú tan cariñosa. Te estoy viendo con tu look marinero y tus perlas camino del Players en sesión de tarde, desde la tu casina de Ceares, en tu bici sin pedigrí. Tú inventaste esa expresión de la “marca Pichurrín” que habita aún hoy en mi palabreru. Nos decíamos cosas muy horteras, blancas y puras como todo lo es en el tiempo de cerezas. Yo era tu “churro”, qué cursiladas bonitas.

Tus cartas de amor, de amor de amiga, salen hoy en las cajas que arroja el volcán de la mudanza de la casa familiar, activo, e incluso furioso, en estos días oscuros en que la luz se resiste a alumbrar mi camino.

Me perdí los otros 20 años de tu vida, aunque de ti he sabido por una amiga común, de esas que mezclamos en tiempos de aventura. No conozco ninguna terapia, ni de palo, para consolar a quienes han estado en los otros 20, esos que hoy, rotos, te pierden. Saldrán adelante. Rezaré por que así sea.

Juntas despedíamos amores, pero el nuestro se quedaba. Hasta que un día se fue. Creímos que era invencible, pero nos equivocamos. Cosas de la vida. Cruces y cunetas. La vida es desordenada, como este post. Y jodida, como las terapias sin poderes.

Contigo muere una parte de nosotras, amiga. Ellas saben. El pasado sangra y el presente le imita. Un amigo común me ha dicho que escribiera esto también por él. Creo que lo hago por todos. Por todas. Los de antes. Tu muerte nos acerca. Estúpidas barreras humanas.

Buen viaje, pivón. Sigue conquistando almas allá arriba y Dios guarde a tus chicos en la tierra, Hasta siempre, mi amiga del alma. “[…] Porque la guitarra mía llora cuando dice adiós”.

 

 

La cruz del diablo

Se le partió el alma en dos mitades igual de asustadas.
No quiso el cuerpo perderse la fiesta y se puso a gritar.

Con su llanto tiñeron las vísceras de rojo, verde y amarillo
la bandera de los viejos esclavos.

Las pestañas pesaban como a Atlas el cielo;
manos como flan buscando mesa.

En vano trató de volverse gas,
gas residuo, sin consistencia letal.

En vano trató de volar,
desnuda sobre las montañas,
con piedras sobre la mar.

La mitad grande sangraba,
sangraba sin parar.
Cortada para titán, la pequeña taponaba el corte,
baldía su voluntad.

Aquel día la celeste tornó a negro
antes de hundirse.
El infierno, sustituto, ambas mitades tragó.

Las paredes segregaron una pena marrón.
Con ella, el diablo una nueva cruz talló.

Hoy le he visto descender,
para dejarlas en esa otra casa
… sobre esa cuna.

Ribadesella se convierte en laboratorio de los nazis para sus armas sónicas en una trepidante novela negra

NOTA DE PRENSA 30/01/2018

“Sonarás bajo las aguas”, escrita por Rosa Valle, de ascendencia riosellana, se presentará el viernes 2 de febrero a las 19.30 en la Casa de Cultura

La psicóloga local Mónica González Somoano acompañará a la autora en el viaje por los escenarios riosellanos de la obra y la ayudará a realizar el retrato psicológico de los personajes

Ribadesella, martes 30 de enero de 2018— El Palacio de Junco y La Yendina, en Sebreño, junto con la playa de Santa Marina en Ribadesella son algunos de los escenarios del concejo que recrea la novela negra escrita por la escritora asturiana Rosa Valle, Sonarás bajo las aguas. La obra transcurre a caballo entre Asturias —Ribadesella, Gijón y Quintes (Villaviciosa)— y Zaragoza. Sonarás bajo las aguas se presentará el próximo viernes 2 de febrero, a las 19.30 horas, en la Casa de Cultura de Ribadesella, con la intervención de la psicóloga riosellana Mónica González Somoano, que ha colaborado con la escritora en la coherencia psicológica del universo humano de la obra. Es por ello que la presentación lleva por título Sonarás bajo las aguas. Retrato psicológico de los personajes y viaje por los escenarios riosellanos de esta novela negra.

La familia paterna de Valle es oriunda de Sebreño y en Ribadesella tiene la autora su segunda residencia.

Crimen, venganzas, el sonido como arma de destrucción, filias sexuales, pero también amor, la música como máxima expresión de belleza y las aguas del Sella, como principio, energía y fin constituyen los ingredientes de esta novela negra que mezcla otros colores en su paleta para que la luz penetre. Al frente, la inspectora del Grupo de Homicidios de la Comisaría de Policía de Gijón, Petunia Prado del Bosque, Tunia, una mujer apasionada con su trabajo, pero rica en muchos otros frentes, un personaje en claroscuro.

El libro debutó con éxito el pasado 16 de diciembre en el Centro de Cultura Antiguo Instituto de Gijón, en un acto presidido por el concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Gijón, Esteban Aparicio Bausili, y con el reputado abogado penalista gijonés José Joaquín García Fernández como presentador. Editada y distribuida por la firma asturiana de Comunicación y Producción audiovisual Producciones al Norte, la novela está gozando de una excelente acogida entre el público nacional y existe ya segunda edición.

El libro ha registrado otras presentaciones en Asturias, en otras localizaciones de la trama, como Quintes, en Villaviciosa, y en la Universidad Laboral de Gijón, en el Conservatorio Profesional de Música y Danza, escena del crimen en la ficción.

El 27 de enero, la novela se presentó con éxito en Zaragoza, coincidiendo con la celebración del certamen literario Aragón Negro.

Periodista de oficio, la escritora ha contado asesoramiento policial para desarrollar las investigaciones de la trama, de manera que el resultado sea verosímil, pero dejando, por supuesto, que corra el aire de la ficción.

Sinopsis

«A los veintiún años una aún cree que en la moneda que lleva en el bolsillo sale vida en las dos caras. Aquel saxofón no debería estar callado, no todavía». Pero lo estaba. Su propietaria, Clara Lázaro, estudiante de Criminología y Música y promesa de la banda dirigida por el inquietante catedrático de Física Acústica Sebastian Rudolph, es hallada muerta en un aula de ensayo del Conservatorio Profesional de Música y Danza de Gijón.

Un caso para la jefa de Homicidios Petunia Prado del Bosque Tunia. Inspectora de policía, madre, exesposa, trompista, motera… Y bloguera: ella es Pataleta y bizarría, nombre de su blog, cuyas entradas salpican estratégicamente toda la novela.

Junto con su pareja policial, el subinspector Max Muller, y el resto de su grupo, la jefa de Homicidios tendrá que transitar por esos lugares incómodos y sombríos para solucionar un caso del que ella tampoco saldrá indemne. Porque, a pesar de luchar por tener su sitio y marcar su territorio, a veces no puede desoír al corazón.

En el descarte de sospechosos, los investigadores viajarán por la geografía física y humana de Asturias y Zaragoza, ciudad origen de la víctima y de su madre, la femme fatal y desconcertante Ruth Mateo; el novio de Clara, el empresario viticultor Alejandro Bandrés, y la buena tía Cecilia. En Zaragoza se sitúa también el inspector Raúl Ejea. Pintor en otra vida, Raúl trazará sobre Petunia certidumbres inesperadas pero reconocibles para «toda mujer viva».

Un mapa donde los personajes clave no son lo que parecen. No lo es el malogrado ingeniero Carlos Lázaro. Ni Sebastian Rudolph y su Fundación para la Promoción de la Música. Tirando de este hilo, no siempre mediante métodos ortodoxos, la inspectora ayudará a desenmascarar un espeluznante complot terrorista neonazi de alcance mundial a partir de investigaciones avanzadas en el uso del sonido como arma sónica, la crema de las armas maravillosas de la Gran Alemania.

La investigación servirá para indagar en las relaciones sentimentales y familiares de la víctima. En un principio, convencionales, irán mostrando esos recovecos oscuros que conforman el contraluz de toda historia. Víctimas y verdugos. Odios ocultos. La música como claraboya, en contraposición con el poder destructor del sonido; el agua —el Mar Cantábrico, los ríos Ebro y Sella—, como placenta.

Sobre la autora

Rosa Valle (Gijón) es Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA), Master en Marketing y Dirección de Empresas por la UNED y posgrado en Profesorado de Lengua y Literatura por la Universidad de Oviedo.

Como periodista, ha trabajado en la prensa asturiana, colaborado con varias publicaciones y medios de comunicación y desempeñado funciones de Comunicación Corporativa y Gestión de Contenidos en el Centro Tecnológico de la Información y la Comunicación de Asturias.

Actualmente trabaja como documentalista software.

Como escritora, Sonarás bajo las aguas es su primera novela. Además, tiene publicado un cuento infantil, La lubina Josefina, campeona de voleiglobo (2017), y relato erótico en la antología Venus de noche (2014), tras ser una de las ganadoras del concurso literario.

Su trabajo periodístico en el ámbito de la Innovación y las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) le valió en 2012 el XII Premio Periodístico a la Innovación José Antonio Coto.

“Sonarás bajo las aguas” se va a Zaragoza

El Pozo de San Lázaro, la presa de Pina del Ebro, El Pilar, el barrio del Actur y, por supuesto, la Comisaría de Policía, son algunos de los escenarios de Zaragoza que la novela negra escrita por la escritora asturiana Rosa Valle, Sonarás bajo las aguas recrea. La obra transcurre a caballo entre Zaragoza, ciudad importante en la trayectoria personal y afectiva de la autora, y Asturias, su tierra natal.

De la Jefatura de Policía Nacional de Zaragoza es uno de los personajes principales, Raúl Ejea, inspector jefe de Homicidios creado por Valle en la que es su ópera prima como novela. Sonarás bajo las aguas se presentará mañsana, 27 de enero, a las 12.30 horas en la Librería General de Zaragoza, con el prestigioso meteorólogo de Antena Aragón y, también escritor, Eduardo Lolumo como maestro de ceremonias. Coincide con la celebración del festival literario sobre el género policial Aragón Negro.

«Rosina o la neña de la Casa Azul»

Vuelvo a emocionarme, al transcribir estes lletres que Reyes Ugalde, amiga, vecina y compañera de la Sociedad Cultural Clarín de Quintes, me escribió para presentar el pasado diciembre de 2017 “Sonarás bajo las aguas” en la sede la entidad en el pueblo mariñán. Algo he hecho bien para recibir este cariño. Cómo añoro aquellas liturgias mías que describe con verbo limpio, directo y cariñosísimo en esta crónica del recuerdo. Gracies, Reyes. Gracias, amigos de Quintes. Qué buen lugar encontró Tunia para llevar su nido.

“Hoy Rosa viene aquí como escritora, pero, para nosotros, los del pueblu, ella ye la nuestra Rosina.

La neña de la Casa Azul, al lado del bar Casa Lalo. Aquella que, con alguna caja de mudanza aún por desembalar, se enteró de que la Sociedad Cultural del pueblu renovaba junta directiva y aquí se presentó a echar una mano.

Al mismo tiempo, su hija Deva empezaba a dar sus primeros pasos en el baile asturiano con el grupo Les Xanines de Quintes. Coordinó durante años el Concurso de Relatos Cortos Leopoldo Alas Clarín de Quintes.

Presentó nuestros actos. Se disfrazó de pitufa, de bruja… No dudó en subirse a lomos de un burro y ser la Virgen María de nuestro Belén Viviente.

La encontrábamos por les caleyes de Quintes haciendo footing con su cinta de rayas o andando en bicicleta o tomando la cervecina en algún bar o dándose un bañín en la playa España.

Vimos nacer a Nora, su segunda hija, y, poco a poco, Rosa y su familia empezaron a ser parte del paisanaje de Quintes”.

[Introducción realizada por Reyes Ugalde en la presentación de la novela “Sonarás bajo las aguas”, de Rosa Valle, el 18 de diciembre de 2017 en la SCR Clarín de Quintes]

Gijón es perrolandia

Hace unos días coincidí con un perro tomando un café. Ayer, se me intentó colar otro en la cola del banco. Esta mañana, me crucé con un Chihuahua haciendo el Kilometrín. Gijón es una ciudad de perros. No me sorprende la compañía.

Proliferan los ciudadanos de cuatro patas, bien ataviados con su abrigo y hasta sombrero (para qué luego digan los de la capital que en Gijón vamos hechos unos gualtrapas) y paraguas (no es una hipérbole). Las cuatro patas las utilizan algunos; otros las descansan replegadas en sus cochecitos de perro, de los que, en nada, habrá versión Arrue.

Empiezo a dudar de que mis congéneres, cuando me ladran, sigan siendo personas.

Acertijo: ¿Perros o personas?

Acertijo: ¿Perros o personas?

Llegará un día, no lejando, en que sean más los perros que los humanos y Gijón será, no lo duden, una ciudad mejor.

Por cierto, yo quiero un galgo.

[Véase «Gijón se confirma como la mejor “ciudad amiga de los perros” en España»]

Márgenes

Respetar los márgenes importa mucho. Por los márgenes transitan deseos, mejoras y asuntos pendientes. Un lugar relevante, pese al desprestigo semántico que a los márgenes les causan amigos léxicos como quedarse al margen y el propio verbo y su adjetivo, marginar, marginados.

Acurrucarse en los márgenes de la vida, marginados, puede ser inteligente, ya que no siempre es glorioso lo que llena el espacio destinado a escritura. Yo cada vez veo más pachurrio ese relleno, se lo confieso.

Maestros de la vieja escuela defienden a capa y tijera los márgenes en la redacción de exámenes. Conozco alguno buen sastre en esta exigencia: margen violado, punto quitado. Y ahí va y que te preste, que decimos en Asturias.

Margen es una de esas palabras hermosas, que se presta a la poesía y al arte de la titulación. Mujeres al margen. En el margen de la ley. Goles al margen, me viene a la cabeza el título del libro de mi amigo el periodista Chema González.

A estas alturas de la novela, me descubro cómoda en muchos márgenes de la andada, mirando a la mayoría escribir la letra del interior. En mi sitio, aunque más sola.

Dossier de prensa “Sonarás bajo las aguas”

En esta entrada recopilamos, a modo de dossier de prensa, algunas de las noticias aparecidas en medios de comunicación al hilo de la presentación y publicación de “Sonarás bajo las aguas”. Gracias, compañeros del metal ;-)

Radio

Televisión

Prensa e Internet

 

 

Rosa Valle presenta Sonarás bajo las aguas, novela negra ambientada en Gijón

 

NOTA DE PRENSA 02/12/2017

Rosa Valle presenta Sonarás bajo las aguas, novela negra ambientada en Gijón

  • Quintes y Ribadesella, en Asturias, junto con Zaragoza son otros enclaves de la historia que protagoniza la inspectora de Homicidios Petunia Prado del Bosque, Tunia
  • Crímenes, venganzas, filias sexuales y el sonido como arma de destrucción mundial, en una trama con la música y el agua como hilos conductores
  • El concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Gijón, Esteban Aparicio Bausili, presidirá el acto que dirigirá el abogado penalista José Joaquín García Fernández

Gijón, sábado 2 de diciembre de 2017«Sonarás bajo las aguas» es una novela negra que mezcla otros colores en su paleta para que la luz penetre. Crimen, venganzas, el sonido como arma de destrucción, filias sexuales, pero también amor, la música como máxima expresión de belleza, el agua como principio, energía y fin. Al frente, la inspectora del Grupo de Homicidios de la Comisaría de Policía de Gijón, Petunia Prado del Bosque, Tunia, una mujer apasionada con su trabajo, pero rica en muchos otros frentes, un personaje en claroscuro. Está localizada a caballo entre Asturias (Gijón-Quintes-Ribadesella) y Zaragoza. Su autora, Rosa Valle, la presentará el próximo sábado 16 de diciembre, a las 12.30 horas, en el Centro de Cultura Antiguo Instituto (CCAI) de Gijón. El concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Gijón, Esteban Aparicio Bausili, presidirá el acto. El reputado abogado penalista gijonés José Joaquín García Fernández ejercerá de maestro de ceremonias. Será en la Sala de Conferencias.

La obra está editada y distribuida por la firma asturiana Producciones al Norte.

Periodista de oficio, la escritora ha contado asesoramiento policial para desarrollar las investigaciones de la trama, de manera que el resultado sea verosímil, pero dejando, por supuesto, que corra el aire de la ficción.

El domingo 17 de diciembre Valle presentará la obra en la sede de la sociedad cultural Clarín, en Quintes, con representantes del Ayuntamiento de Villaviciosa. Quintes es otra de las localizaciones de la novela, donde la protagonista vive.

Y junto a Quintes, Ribadesella, patria paterna de la escritora. Su familia es originaria de Sebreño, aldea que también esta obra recrea. Allí la autora presentará Sonarás bajo las aguas el viernes 2 de febrero de 2018, de tarde, en la Casa de Cultura acompañada por la psicóloga Mónica G. Somoano, quien ha colaborado con ella en el trazo de los perfiles psicológicos de los personajes principales.

Leer más »

Hazte con uno de los últimos ejemplares de «La lubina Josefina, campeona de voleiglobo»

¡Últimas piezas de la peslibrería! La lubina Josefina se nos agota. Quedan ya pocos ejemplares del cuento cuya segunda edición sacamos el pasado verano. Estamos contentos de poder afirmar que la publicación ha funcionado muy bien desde que viese la luz a finales del pasado junio. Como muestra del botón, recientemente recibimos un pedido importante de 25 ejemplares.

O sea que si estás interesad@ en hacerte aún con «La lubina Josefina, campeona de voleiglobo», ¡nada rápido! Puedes solicitar el libro directamente a Terapia de Letras (formulario de contacto) o a la firma distribuidora, Al Norte, al correo electrónico ivangil@produccionesalnorte.com.

Nuestra lubina también está disponible en varias librerías de Asturias y en la tienda del Acuario de Gijón.

Estás a tiempo de incluir el lubicuento en tu carta a los Reyes Magos para ti y/o los tuyos.

La lubina Josefina, campeona de voleiglobo

La lubina Josefina, campeona de voleiglobo.

Gracias por vuestro interés y apoyo en esta cruzada marinera y feliz puente escolar… que vaya suertudos que sois los peques con tanto descanso. ¡Y, mientras, nuestra lubina en el cole de los peces trabajando sin parar! Y entrenando al voleiglobo, of course ;-)